© 2018 www.teayudoaeducar.com by Javier Berrio de Haro, 

Murcia

December 15, 2017

September 18, 2017

July 12, 2016

December 14, 2015

Please reload

Artículos recientes

A por el mejor lunes de la semana

1-Feb-2016

Empezar cualquier actividad con buena actitud, con ganas y con ilusión es básico. Si empezamos un lunes animados, con música, con deporte, con un gran abrazo, con un desayuno especial... con cualquier cosa que nos ilusione, llegaremos con las pilas cargadas a donde tengamos que ir, tendremos más paciencia, seremos más positivos, más fuertes... mejores. 

 

 

 

Siempre he pensado que motivar a un niño es muy sencillo porque se ilusionan con muchas más cosas que los adultos, es fácil despertar su curiosidad, sacarles una sonrisa... Sin embargo, paradójicamente muchos niños de primaria llegan al cole tras el fin de semana cansados y sin ganas. Muchos diréis que es normal, vienen de un fin de semana en el que no han parado de jugar y ahora les toca sentarse en el pupitre o en las mesas y hacer deberes, estudiar, estar sentados y callados en clase... 

 

Precisamente ahí está la clave. Un gran entrenador de baloncesto que tuve me explicó que en el momento que un jugador sabe qué toca y qué vamos a hacer, en el momento que todo es repetitivo es cuando más fácil será que nos inunde la desmotivación y la falta de ganas. Efectivamente, muchos niños llegan el lunes a clase con una percepción de lo que les espera algo desalentadora: empezaremos con deberes de matemáticas, luego estudiando análisis sintáctico, luego seguiremos hablando de ecosistemas sentados en un pupitre, etc. (¡¡¡y solo llevamos tres horas de clase!!!). 

 

¿Qué podemos hacer para que nuestros alumnos empiecen los lunes con muchas ganas?

 

"Empecemos de forma diferente" la jornada escolar. Vamos a sorprenderles y a romper sus esquemas. No es tan complicado y merece la pena. ¿La clave? Que los profesores tengamos creatividad, algo de tiempo y buena ACTITUD.

 

Aquí os dejo un par de ejemplos de cómo empezar un buen lunes:

 

1) Viendo un corto animado divertido/educativo del que se pueda aprender algo y luego hacer una reflexión grupal. 

 

 

 

El corto deberá ser breve, divertido y con un mensaje educativo de fondo que poder comentar después. E incluso podemos hacerles partícipes y dejarles a ellos la tarea de buscar estos cortos que veremos (¡seguro que nos sorprenden!).

 

 

 2) Con un pequeño juego o dinámica de grupo sobre algún valor que queramos trabajar (cooperación, respeto, tolerancia, empatía...).

 

 

¿Por ejemplo? Escribir una situación donde exista un dilema y pedirles que escriban o piensen soluciones. Sentarse en el suelo en círculo y comentarlas (podrían aprender que un mismo problema puede tener muchas soluciones si somos reflexivos, como pensar en grupo puede ser una ayuda para tener nuevas visiones o ideas, etc.). 

 

 

 

 

3) Antes de acabar la clase, escribimos en la pizarra una cita conocida sobre algo que queramos trabajar. Al día siguiente empezaremos la clase con los alumnos hablando sobre esa frase y dejando que quién la ha encontrado escriba una que él elija para comentarla el próximo día. 

 

¿Ya sabéis de quién es? Quienes lo acierten eligen la frase del día siguiente.

 

4) ¡Música! Que hagan un "playlist" donde cada uno elija su canción favorita del mes y cada mañana cuando entren en clase y durante esos minutos iniciales del día estén sonando en la pantalla de clase. 

 

5) Empezar el día y acabarlo hablando de emociones. Dejar un trozo de pizarra  o poner un tablón en clase para ellos donde puedan escribir (con pos-its, con tiza, etc.):

 

- Algún conflicto que hayan tenido o visto (siempre de forma anónima y sin emitir juicios de valor...    en esto les tendremos que ayudar) y que comentaremos entre todos trabajando la empatía, la          búsqueda de soluciones positivas, etc.

- Cosas bonitas o que les hayan gustado que hayan hecho sus compañeros. 

- Ideas para mejorar la clase.

- Etc. 

 

 

Éstas son solo algunas ideas de las muchísimas que podríamos utilizar. Lo que sí que está claro (lo vemos diariamente con nuestra propia experiencia personal) es que si empezamos bien el día es mucho más fácil que "vistamos" una gran sonrisa hasta la hora de dormir. O lo que sería lo mismo traducido al aula, si queremos alumnos más felices y que aprendan más y mejor, ayudarles a que empiecen su jornada escolar motivados, ilusionados y con ganas será una de las grandes claves que debemos cuidar. 

 

 

 

 

Please reload

Sigue el blog
Please reload

Buscar por meses
  • Facebook Basic Square