© 2018 www.teayudoaeducar.com by Javier Berrio de Haro, 

Murcia

December 15, 2017

September 18, 2017

July 12, 2016

December 14, 2015

Please reload

Artículos recientes

Paga semanal. ¿Cuándo y cuánto?

21-Sep-2017

El lunes iniciábamos este tema con un post titulado "Paga Semanal" donde analizábamos si ésta  era positiva o negativa para los hijos. Una vez explicado que el dar este "salario semanal" podría tener unos efectos positivos y educativos siempre que se haga acompañado de una  serie de acciones, nos pueden seguir surgiendo preguntas como cuándo se debe empezar a dar paga y de cuánto tendría que ser esta asignación semanal. 

 

¿Cuándo?

 

El cuándo no debe ir acorde a una edad ("a los 11 años te daré una paga semanal"), sino que se debe hacer según dos parámetros bien diferentes: las necesidades sociales del niño y el grado de madurez/responsabilidad. 

 

Manejar dinero, al igual que el uso de los móviles, las redes sociales, los videojuegos, internet y un largo etcétera, requiere una responsabilidad y un grado de madurez que no va acorde a la edad, sino a cada niño en particular (por ejemplo, es fácil apreciar como hay niños con 12 años más responsables que otros con esa misma edad o incluso mayores). Si nuestro hijo nos ha demostrado que es una persona responsable, buena y en quien se puede confiar ya cumple la primera premisa (si no ha demostrado todo eso, mejor que cuando necesite dinero os lo pida y vosotros como padres se lo deis o no en ese momento).

 

En cuanto a las necesidades sociales del menor, un niño con 6 años no tiene porqué tener paga semanal ya que a nivel social no tiene unas actividades, un grupo estable de amigos, unas "salidas" más allá del ámbito familiar. Sin embargo, cuando no de forma esporádica, sino más regularmente, este niño ya tiene un grupo de amigos, hace alguna salida con estos como ir a comer, al cine, a jugar a bolos, etc., ya hablamos de necesidades sociales.

 

Puede variar, sin embargo suele ser a partir de los 12 años cuando ya empiecen a existir estas necesidades sociales, siendo mucho más frecuente que los niños salgan con su grupo de amigos al cine, a jugar a los bolos, a algún cumpleaños, etc. 

 

Una vez que hemos educado previamente (como comentábamos en el post anterior), vemos un grado de madurez y responsabilidad suficiente para que empiece a manejar dinero de forma habitual y existen unas necesidades sociales, ya podemos darle una paga semanal

 

¡Pero mucho cuidado! Como ya explicamos en su momento, es fundamental el "contrato" previo a la paga donde quedará reflejado que esta paga semanal es para cubrir estos gastos sociales (además de lo que decidamos), por lo que debe gestionarlos bien y seleccionar o priorizar si la paga no le alcanza. Lo que nos lleva a la siguiente cuestión:

 

¿Cuánto?

 

Lo aconsejable es que empecemos por una cantidad pequeña como 5 ó 7 euros e ir subiendo progresivamente. En ningún caso os aconsejo darle una cantidad grande como por ejemplo 20 o 25 euros semanales. ¿Por qué? Muy sencillo. La paga no sólo es para que pueda cubrir "sus gastos sociales" y algún capricho, también es para prepararle para la vida adulta, para que aprenda a ahorrar, a gestionar su dinero, a planificarse, etc. Si le damos a un niño 25 euros a la semana al final del mes acumulará 100 euros. Esto supone que un niño al mes puede ir más de 9 veces al cine. ¿Es real? Aunque sea que sí  y nos lo podamos permitir, no es pedagógico ni sano. Así aprende que puede hacer lo que quiera cuando quiera, además de no aprender a valorar las cosas ni a esforzarse para conseguirlas.

 

Seguro que habrá muchas otras cuestiones o dudas que os invito a hacerme bien a través de mi correo electrónico (javier@teayudoaeducar.com) o a través de mi página de Facebook TeayudoaeducarMientras tanto os dejo con la noticia de La Siete Televisión que trataba el tema de las pagas semanales y donde tuve la oportunidad de participar. 

 

 

Para acabar, como reflexión final, estos días al comentar el tema ha sido muy común escuchar frases como "es que hoy en día les hacemos crecer muy deprisa" o "son mayores antes de tiempo". Creo que es muy importante matizar esto ya que considero que si bien es cierto que para algunas cosas les hacemos crecer muy deprisa, para otras les infantilizamos.

 

Hoy en día nuestros hijos tienen total libertad para jugar con el ordenador o la videoconsola, usar el móvil, manejar libremente internet y las redes sociales (¡¡mucho cuidado con las redes sociales!!) o tener paga, como si fueran "personas mayores"cuando en muchas ocasiones no han demostrado tener un grado de autonomía o madurez acorde a esas actividades. Mientras que en otros aspectos les sobreprotegemos como a "niños pequeños": cuando se olvidan libros en clase que necesitan para hacer los deberes de mañana (en seguida conseguimos vía whatsapp una foto de lo que entra), cuando se dejan en casa el material que necesitan esa mañana en el colegio (cogemos coche y vamos a llevárselo), cuando dejan su cuarto desordenado o su ropa sucia de deporte dentro de la bolsa durante días, etc.

 

¿A dónde nos conduce esta falta de coherencia entre hacer mayores para algunas cosas y sobreproteger en otras? En el próximo post hablaremos de esto tratando la coherencia en los estilos educativos. Seguro que os resultará útil e interesante.

 

 

Please reload

Sigue el blog
Please reload

Buscar por meses
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square